La Gestalt (Leyes de la percepción)

Ley de la figura y fondo: la percepción se efectúa en forma de “recortes”; percibimos zonas del campo perceptual en las que centramos la atención y a las que llamamos “figura” y zonas circundantes que quedan justamente en un plano de menor jerarquía a la que denominamos “fondo”. Este fenómeno tiene que ver con la anatomía del ojo, cuya  retina en su zona central posee  una mayor cantidad de receptores que en la zona periférica lo que ofrece una zona de mayor definición. de la misma forma funciona la conciencia, con un foco al que llamamos “figura”. El conjunto figura-fondo constituye una totalidad o gestalt. Esto significa que no existe figura sin un fondo que la sustente (aunque el fondo justamente esté constituido por un espacio vacío. Según el lugar donde posemos la atención pueden emerger diferentes figuras desde lo que antes era fondo. Por ejemplo, en nuestra imagen podemos ver el perfil de dos mujeres, pero también podemos observar un candelabro en medio de los dos rostros.

 

Ley general de la buena forma: se basa en la observación de que el cerebro intenta organizar los elementos percibidos de la mejor forma posible, esto incluye el sentido de perspectiva, volumen,  profundidad etc. El cerebro prefiere las formas integradas, completas y estables. Esta ley de alguna manera involucra a otras leyes, ya que el cerebro prefiere también  formas cerradas y /o continuas o simétricas (ley del cierre; ley de la continuidad), con buen contraste (figura- fondo) es decir, definidas.  Esta ley se expresa en un nivel del pensamiento cuando rechazamos algo o alguien inacabado o defectuoso.  En la imagen podemos observar a un elefante con las patas entrecruzadas, donde si nos fijamos en ellas, podemos confundirnos con el número de patas o bien definirlas a nuestro modo.

 

Ley del cierre o de la completud: las formas abiertas o inconclusas provocan incomodidad y existe una tendencia a completar con la imaginación aquello que falta. En nuestra imagen podemos observar una llanta agarrada por una estructura de metal, podemos imaginar que es una llanta de bicicleta y que esta completa solo que no la podemos observar.

Ley de contraste: en el terreno de lo psíquico esta ley de la percepción se utiliza para hacer comparaciones entre diferentes situaciones y contextos. En este sentido aunque los valores absolutos (medidas)  se mantienen, el explorar los valores relativos puede hacer que una situación cobre un valor diferente al modificar lo puntos de referencia. En nuestro ejemplo podemos ver a un joven sentado en gradas, y podemos decir que estando mas adelante tiene una mejor visión, pero si tomáramos la fotografía desde otro ángulo, tal vez la cercanía no haga más visible el escenario.

 

Ley de la proximidad: en general se tienden a considerar como “un todo” o un conjunto al que se atribuyen conexiones a aquellos elementos que están más próximos. La multidimensionalidad implica percepción de las profundidades, y es un proceso posterior a la percepción plana. por ejemplo podemos ver el estadio lleno, que no cabe nada, pero si tuviéramos una toma más de cerca tal vez nos podríamos percatar que hay lugares vacíos entre las personas.

 

Ley de la similaridad: en el terreno psíquico intentamos organizar “mapas” que nos orienten en un mundo que desconocemos agrupando a veces individuos, situaciones, objetos o hechos. Incluso es lo que hace que reconozcamos  una palabra mal escrita y comprendamos lo que quiere decir. (ver ejemplo).  La ley de la similaridad tiene la importante función de hacernos familiar el mundo desconocido, es de esta forma, que en nuestro ejemplo, aunque las palabras no están bien escritas podemos descifrar el significado del mensaje.

 

Movimiento común o destino común: en el orden psíquico esta ley se manifiesta en las tendencias a agrupar a las personas o eventos por un rasgo común como sucede en el caso de la similaridad. Los “movimientos comunes” desde el punto de vista psíquico definen rasgos de compatibilidad entre caracteres, la diferencia es que estos rasgos se relacionan con el hacer (moverse ) más que con el ser como en la similaridad. En nuestro ejemplo podemos entender que el joven está saltando porque está feliz, porque está cayendo, porque se asustó, o de enojo.

 

Bibliografía:

-          John O. Stevens, Esto es Guestalt, Edti. Cuatro Vientos, Santiago, Chile, 2002.

-          Salama P. Héctor, Villarreal B. Rosario, El enfoque gestalt, Edti. Manual Moderno S.A. de C.V. México D.F. 1992

-          Zinker, Joseph, El proceso creativo en la terapia guestálica, Edti. Páidos, México D.F. 1999.

-          Puentes Ferreras, Aníbal, Cognición y Aprendizaje, Edit. Pirámide, Madrid, 2003.

About these ads

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.